VENTILACIÓN
MECÁNICA

CONTROLADA

La instalación permite un cambio de aire completo de manera continua sin necesidad de abrir las ventanas, evitando así la disminución de la temperatura interna de la habitación y el consecuente aumento del consumo de calefacción.
Además, el sistema permite tener un control combinado de temperatura, humedad relativa y velocidad del aire ventilado, contribuyendo así a un alto nivel de bienestar ambiental:

• Optimiza las 24 horas el aire para la actividad metabólica de los ocupantes
• Diluye y elimina los contaminantes internos
• Diluye y elimina contaminantes específicos (olores provenientes de los baños, vapores de cocina, etc.)
• Garantiza el control de la humedad interna, la formación de condensaciones y el consecuente moho

Para ser más precisos: desde la toma de aire externa, colocada en el antejardín de la casa, el aire recorre cerca de 150 ml. de tubería enterrada a 5ml. antes de llegar al intercambiador de calor donde se mezcla con el aire interno. De esta manera, en invierno, el aire es precalentado y en verano naturalmente refrescado aprovechando la temperatura del terreno (En la gráfica de eficiencia energética, anexada en el recuadro en alto a la izquierda, se pueden verificar los datos).